“Es bueno hacer el bien!” Jornada misional en Livno (Bosnia)

DSC06995
Publicada: 30.03.2015. en la categoría: Noticias

El domingo 22 de marzo de 2015, se llevó a cabo la “Jornada Misionera” en la parroquia de Todos los Santos en Livno, con el fin de recaudar fondo para el apostolado misional de las Hermanas de caridad. El párroco P. Vinko Sičaja, franciscano, de gran corazón, desde hace tres años consecutivos, recibe con cariño a la Hna. Teresita Aguilar en la Parroquia, quien se ganó los corazones de los feligreses de Livno con su calidez y sencillez. El párroco motivó a la gente, contándoles el trabajo de apostolado de las Hermanas en las lejanas Islas Salomón, donde las Hermanas, comenzaron con el taller de corte y confección, así como  las Hermanas en Livno trajeron la primera máquina de coser, hace 140 años. Y les habló de que nuestro gesto de amor sea en acción de gracias por la presencia y apostolado de las hermanas en Livno.

Después de cada Misa la Hna. Teresita agradeció a todos los fieles por la oración, el apoyo y por la ayuda económica, diciéndoles que sus aportes serán destinados para los niños, enfermos y personas más necesitadas de las tierras de misión. Que estén seguros de que el aporte que dan, Dios se encargará de multiplicarlo, ya sea para los que dan y para los que lo reciben.

Gracias sean dadas al buen Dios, que inspira a las Hermanas de la provincia Madre Admirable- Sarajevo, organizar y llevar a cabo estos proyectos para  apoyar la labor misionera de las Hermanas en las lejanas tierras en que se encuentran.

En esta jornada, participaron activamente las Hermanas de la comunidad de Livno con sus colaboradores. También se hicieron presentes las Hermanas de las comunidades de Sarajevo y de Mostar. Que Dios a quien nada le es oculto, recompense con su bendición a todos los que han hecho posible esta significativa jornada misional, especialmente al P. Vicente Sičaja y sus hermanos de comunidad,  a la comunidad franciscana de Gorica, a los colaboradores voluntarios y por supuesto a todos los fieles de la parroquia, que con su generoso aporte multiplican las buenas obras en este mundo. ¡Qué bueno es hacer el bien!