FIESTA DE SAN VICENTE DE PAÚL – CONCEPCIÓN – PARAGUAY

IMG-20141001-WA0007
Publicada: 28.10.2014. en la categoría: Noticias, Proyectos

Desde el mes de enero del año 2009, la Congregación tomó la responsabilidad de dirigir la escuela San Vicente, que fue donada por una generosa señora del lugar, Sra. Vicenta Argüello, que con mucho sacrificio fue construyéndola año tras año.

La escuela está ubicada en la periferia de la ciudad de Concepción y recibe en sus aulas a niños de 4 a 14 años, es decir, desde el jardín hasta el 8° grado. Cuenta con unos 240 alumnos.

Hoy en día, vemos que la escuela va creciendo en todo sentido, especialmente en lo que se refiere al espíritu vicentino. Esto se ve entre los profesores, alumnos y padres.

En la comunidad religiosa estamos tres: Hna. Ana Romero, Hna. Anastasia Cáceres y Hna. M. Cristina Romero, quienes les agradecemos a ustedes, por su oración, por su apoyo y colaboración a través de distintos medios. A todos ustedes que forman parte de nuestra gran familia, queremos comentarles la celebración de la fiesta de San Vicente de este año, en nuestra escuela.

Las maestras y profesores se esmeraron mucho para la preparación de la fiesta de nuestro Patrono con oraciones, dramatizaciones, dibujos, redacciones, cartas y otras expresiones artísticos.

En el día de la fiesta comenzamos con la celebración Eucarística, presidida por el padre Camilo Olazar, salesiano, con una gran asistencia de los padres de familia, alumnos y profesores. La celebración fue muy participativa, el sacerdote con mucha sencillez hizo participar a los niños en su homilía, haciéndoles preguntas sobre la vida y obra de San Vicente. Resaltó mucho la obra vicentina al servicio de los más necesitados.

Dijo que él conoció esta escuela en sus comienzos, aún cuando era más  pequeñita y ahora se ve el fruto del trabajo en conjunto encabezado por las hermanas, que tuvieron el coraje de tomar esta misión; el éxito se disfruta cuando se trabaja en comunión, en paz y armonía entre todos.

Después de la Eucaristía, se sirvió un rico chocolate con pan dulce y torta a todos los niños y adultos. Luego las mamás, en equipos de dos y de tres prepararon las ollas, braseros, mesas, verduras, carne y todo lo necesario para cocinar una serie de comidas y festejar el día con una gran comilona.

Fue maravilloso ver las grandes ollas con arroz carretero, so´o hu´u, (carne a la olla, especialidad del lugar), caldo ava, tallarín, ensalada, mandioca. Los comensales, con sus platos en manos, se acercaban a servirse de la olla de su preferencia.

Mientras un grupo de mamás con algunos profesores cocinaban, otro grupo cuidaba de los niños que jugaban en el patio.

Después de compartir la larga mesa de la comilona, hubo un momento de baile, al son de la polka paraguaya y del chamamé. Entre música y baile, solo se escuchaba expresiones de alegría, como éstas: ¡Qué gusto da! ¡Esto sí que es fiesta patronal! Después del baile hubo un partido de vóley entre las maestras y las mamás, pero como fue después del almuerzo, el estado físico no estaba en sus mejores condiciones. Las maestras obtuvieron la victoria.

Al final de la fiesta, la gente se despedía con mucha gratitud y alegría, expresando que para el próximo año tiene que ser más grande aún la fiesta.

Gracias a Dios y a San Vicente por todo lo que nos permitió vivir, aquí en nuestra misión de Concepción, que todo sea para la gloria de Dios y extensión de su Reino.

Lleguen a todos nuestro más cordial saludo y les deseamos la bendición de Dios y de nuestra Madre Santísima.

                                                                                      

NUESTRA VIVENCIA COMO DOCENTES VICENTINOS

En la comunidad vicentina de Concepción, para la festividad de nuestro santo Patrono San Vicente de Paúl, hicimos todo lo posible para vivenciar esa espiritualidad con variadas actividades como escuela.

Empezamos a estudiar con los alumnos la vida y los hechos más importantes de la vida de San Vicente. Los incentivamos con premios a los que respondían correctamente a las preguntas que se les hacía en la formación de todos los días.

Organizamos el rezo del novenario con la participación de los niños, que cada día demostraron interés por los temas analizados.

En una reunión, los padres de los alumnos, manifestaron que les gustaría festejar el día de nuestro Santo Patrono como una fiesta patronal. Teniendo en cuenta ese pedido organizamos las actividades del 27 de setiembre de la siguiente manera: empezamos con la Eucaristía, donde participaron los padres de familia, alumnos, docentes, directivos y la fundadora de la institución. Al  término de la Misa se repartió a todos un rico desayuno.

Luego las madres se organizaron, para cocinar comidas típicas para todos los presentes. La intención fue compartir el almuerzo en familia.

Los padres también habían expresado su deseo de conocer más la vida de San Vicente. Decían que sus hijos sabían más que ellos. Entonces se les ofreció dos días de encuentro, donde la profesora Lourdes, les proyectó la película sobre San Vicente. Después de la proyección tenían espacio para comentarla y profundizarla.

Este año la celebración de este gran acontecimiento fue única. A través de las diferentes actividades, tuvimos la oportunidad de compartir más con las familias, con nuestros mismos alumnos y entre nosotros. Además, hemos conocido un poco más a nuestro Santo Patrono; todas las actividades tenían como propósito de llevar a una feria pedagógica, esto nos llevó a realizar trabajos en cada grado integrando todos los contenidos. Trabajamos especialmente los caminos recorridos por San Vicente, desde la infancia hasta la muerte.

En cada sala de clase hubo un rincón adornado con alguna imagen de San Vicente, otros armaron un altar, donde cada día rezaban y cantaban, ofreciendo florecillas de pequeños pedidos o agradecimiento a San Vicente.

Los niños más pequeños visitaban a San Vicente en otras aulas, esto ayudó mucho al mejoramiento de su comportamiento en clase.

Realmente, todas estas actividades, nos hicieron sentir en familia. El día del festejo nos gustó mucho, que hayan participado todos los miembros de la comunidad. Fue una verdadera FAMILIA VICENTINA, una verdadera fiesta del compartir, se sentía de parte de todos, un gran amor a la escuela, su sentido de identidad a la institución.

Todos estuvieron contentos, los padres y alumnos. Quedaron sorprendidos de la organización de los docentes y de la Hermana Directora. Dijeron que por ser la primera vez fue muy linda. Esto fue posible gracias al apoyo económico de toda la comunidad educativa integrando a todos los estamentos.

Estamos muy agradecidas y felices por el logro obtenido. Saludamos a las hermanas, a los benefactores y amigos de la escuela. Esperamos su visita y les invitamos para la fiesta del próximo año.

“Docentes de la Institución”

 

Como madre de familia de la “ESCUELA SAN VICENTE DE PAÚL” de la ciudad de Concepción, cuya organización y administración se encuentra a cargo de la querida Hna. Anselma Romero, acompañada siempre de la Hna. Ana Romero.

Tengo tantas cosas maravillosas que contar pero me faltarían palabras para describirlas. En primer lugar, bendigo a Dios Padre por habernos enviado a las hermanas, cuyos caracteres, personalidad, caridad, formación espiritual y sobre todo profesionalismo nos hace crecer como institución educativa (como persona y la infraestructura).

Los docentes brindan su trabajo con la mayor vocación nacida desde su interior. Los padres nos sentimos en nuestra casa, cómodos, fortalecidos. Los niños no desean que llegue la hora de la salida.

Tan en familia nos sentimos que el sábado 27 de setiembre festejamos la fiesta de nuestro Santo Patrono San Vicente de Paúl. Empezamos con la Santa Misa,  seguida de un nutrido programa. Fue muy original compartir juntos el banquete preparado por los padres y profesores.

Tanto fue la fiesta y la emoción que no sentimos pasar la hora. Nos retiramos casi a las 18.00 hs. Personalmente mi familia y yo en estos ocho años de idas y venidas a nuestra Escuela San Vicente de Paúl, no tenemos otra cosa sino agradecer y pedir la salud de todos los miembros de la comunidad educativa, y así seguir trabajando y disfrutando de nuestra institución.

Francisca Valiente de Peña

 

 

 Yo como madre de la escuela San Vicente de Paúl he vivido con mucha alegría la fiesta de nuestro Santo Patrono. Ese día 27 comenzamos con la celebración Eucarística, donde los niños cantaron con mucho entusiasmo junto con los padres y profesores. Los vecinos también participaron de todas las iniciativas.

La experiencia de cocinar juntos, nos hizo sentir como en nuestra propia casa.  Mientras cocinábamos tomábamos terere, otros amenizaban con música y algunos con chistes que nos hacían reír. Y así, muy felices, al mediodía, nos acercamos con nuestras ollas a la mesa larga, donde los comensales se  servían de su comida preferida.

En todo se notó la capacidad de organización de la Hna. M. Cristina, directora y la alegría contagiante de la Hna. Ana Romero entre la gente.

¡Ojalá!, que esta fiesta de San Vicente, quede como tradición y podamos disfrutarla todos los años en familia. Como madre estoy agradecida a Dios por el trabajo de las hermanas, sus colaboradores y por el progreso de nuestra escuela.

Antonina Páez de Huerto