El proyecto cuaresmal ya es una tradición en el Colegio “Don Bosco” en Žepče (Bosnia)

žep 1
Publicada: 04.04.2015. en la categoría: Noticias

“Bocaditos dulces, con gusto a compartir” es el lema del proyecto cuaresmal de este año en la Escuela Católica “Don Bosco” de Žepče que se está convirtiendo en una tradición, ya que desde hace algunos años se lleva a cabo con mucho éxito. La Cuaresma es un tiempo de preparación para la Pascua que nos invita a la oración, a las buenas obras y al sacrificio. Los días en que no hacemos nada por los demás, son días perdidos, dice el beato Ivan Merz. La Cuaresma, es el tiempo favorable para las obras de caridad. Es por eso que este gesto de amor, se convirtió en una “gota de bondad” y “buen gusto” en un mar de pobreza en que muchos de nuestros hermanos viven. Este proyecto es un ejemplo de unidad y cooperación entre los colaboradores salesianos, estudiantes y personal del Centro, que unidos con todas las fuerzas se involucraron en la preparación, venta y compra de los bocaditos. Los colaboradores salesianos prepararon diferentes postres, que fueron vendidos los domingos después de la Misa. Los estudiantes tuvieron la misma oportunidad durante la semana y los vendían en el colegio durante el receso prolongado.

Una parte de lo recaudado del proyecto de este año se destinará al campo de misión de las Hermanas de caridad, en las Islas Salomón, donde viven y trabajan desde el año 2011. Otra parte se empleará para el comedor de los niños en Žepče. El momento central y cierre del proyecto fue marcado por la “Cena de los pobres”, donde los participantes con un aporte simbólico, retiraron su cena consistente en algún menú de los pobres, específicamente de las Islas Salomón. Y el broche de oro del encuentro fue la presentación de la vida y apostolado de las Hermanas entre los hermanos y hermanas en las lejanas Islas Salomón, a cargo de la Hna Marinka Blatarić, donde ella también vivió un tiempo como misionera.